domingo, 3 de junio de 2012

Sardinita en arenque con tomate cherry y ajo crudo al aroma de albahaca

Cada vez que voy al mercado y veo en el puesto de ultramarinos la cajita de madera con sardinas arenques no me puedo resistir a la tentación... ¡Anda ponme una que me la voy a desayunar...!.

Y así es, cuando la tengo, la suelo desayunar en sábado o en domingo, por eso del olor en las manos, que si lo hago en diario, antes de ir al trabajo, igual no me dejan entrar...

Y es que el pelar y limpiar las sardinas arenques tiene su arte. De toda la vida (mi padre lo hacía así) se envolvía la sardina en papel de estraza (el mismo en el que te la envolvían en la tienda de ultramarinos) y, con mucho cuidado la colocaba en el quicio de la puerta, se cerraba ésta despacito y según sonaba "crassss" se volvía a abrir y ya se podía pelar con facilidad la sardinita.

Pero como decía Don Hilarión en la Verbena de la Paloma, será porque hoy los tiempos adelantan que es una barbaridad..., pues ya ni quedan tiendas de ultramarinos como las de antes, ni se envuelve apenas en papel de estraza. Por lo que aquí os muestro mi técnica para pelarlas.

Espero que os animéis a comer este manjar.

Ingredientes (4 personas):

4 sardinas en arenque
16 tomates cherry pera
1 ajo
4 brotes de albahaca
Aceite de oliva virgen extra

Preparación:

El mayor trabajo de esta preparación es limpiar la sardina, para ello procederemos del siguente modo.

Ponemos la sardina en el tajo y, con la ayuda de una puntilla, cortamos la cabeza.


A continuación, con la misma puntilla hacemos un corte a la sardina por la parte del lomo y de la tripa, en toda su longitud, desde el inicio a la cola, y quitamos las tripas.


Despues, vamos separando la piel con escamas, de arriba a bajo (lomo a tripa).


Ahora que está limpia pasamos la puntilla desde la cola hacia la cabeza, apoyándonos en la espina central, para sacar cada uno de los lomos.


Finalmente damos un "repasito" para quitar todas las espinitasa de la tripa (son demasiado gruesas e incómodas). Ya tenemos los dos lomitos preparados. Listas para comer.


Presentación:

En un plato llano colocamos formando un círculo los lomos de la sardina cortados en rodajas sobre los que ponemos ajito crudo bien picadito. En el centro unos tomates cherry pera y coronando un brote de albahaca. Rematamos con un chorretón de aceite virgen extra.

Espero que disfrutéis lo mismo que yo.

Sardinita en arenque con tomate cherry y ajo crudo al aroma de albahaca.








6 comentarios:

  1. La madre que te parió que fino.. te tengo que publicar como se comen aqui " las arencas" y te vas morir de risa.!!

    ResponderEliminar
  2. Esto con resaca no se puede desayunar!!!!! Sino te tienes que beber 5 litros de agua de un trago.
    Buena receta José, aunque yo la utilizaré para el aperitivo (con una buena copa de cava por cierto).
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. El método que utilizo y que utilizaba mi padre, es envolver la sardina en papel de estraza sería lo ideal, pero hoy con papel de cocina, la pongo en el gozne de una puerta y con suavidad intento cerrar la puerta.
    Al quitar el papel a la sardina vieja, esta desprende toda su piel sin más trabajos adicionales.
    El resto más o menos el mismo proceso.
    Mi padre cuando estaba acatarrado, le gustaba tomar estas sardinas.
    Yo actualmente las compro de vez en cuando, sobre todo cuando las encuentro de barril.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Vaya, no he leído con atención el introito y veo que su padre y el mio eran de la misma escuela.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. En mi casa mi padre los tomaba pelados con papel de estraza y con tortos de borona y ajo..
    Una ensalada muy buena, yo soy un incondicional de los arenques así como aperitivo con una buena sidra caerá enseguida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Este desayuno para mi es un clásico, y además de barato está buenísimo.
    Lo que da de si una sardinita, con un poco de esfuerzo y presentación sacamos un plato rico, rico.
    Gracias amigos.

    ResponderEliminar