domingo, 24 de mayo de 2015

Involtini di melanzane (rollitos de berenjena)

Me gusta la comida italiana, pero no solo la pasta o las pizzas. Hay muchas más recetas, muy sorprendentes y muy similares a las nuestras. Está claro que el Mediterráneo nos trata a todos, si no por igual, muy parecido...
 
Esta recetita rápida y fácil de preparar seguro que gusta a todos los comensales. solamente dejad volar vuestra imaginación y rellenadlos de lo que más os apetezca...
 
Espero que os guste mi propuesta.
 
Ingredientes (4 personas):
 
1 berenjena grande
250 gr. de queso ricotta
1 cebolla
Espárragos verdes
Albahaca (u otras hierbas frescas)
Sal común
Aceite de oliva
 
Preparación:
 
Con la ayuda de una mandolina cortamos la berenjena en tiras de unos 2 mm (no más) de grosor.
 
 
En una sartén tipo "carmela " pulverizamos aceite de oliva y vamos salteando la berenjena. Reservamos.
 
 
 
Por otra parte, cortamos la cebolla en brunoise y la salteamos en una sartén con un poco de aceite y sal hasta que esté ligeramente dorada.
 
 
En ese momento añadimos los espárragos cortamos en aritos. Rectificamos de sal y salteamos un par de minutos. Retiramos de la sartén.
 
 
En un cuenco colocamos el queso ricotta. Incorporamos las verduras salteadas y envolvemos bien. En este momento se puede añadir unas hojas de albahaca fresca picadas finamente.
 
 
 
 
Vamos rellenando las láminas de berenjena con esta farsa y formamos un cilindro con cada una de ellas.
 
 
 
Los colocamos en un plaqué y las introducimos en el horno precalentado a 180ºC durante cinco minutos.
 
 
Mientras tanto calentamos una salsa de tomate casera que habremos preparado previamente (para ver receta de salsa de tomate casero pincha aquí).
 
 
Sacamos del horno, emplatamos los involtini y salseamos con la salsa de tomate calentita. Decoramos con las puntas de los espárragos salteadas y unas hojas de hierbas frescas, en esta ocasión ruda, pero le va muy bien la albahaca.
 
Involtini di melanzane (rollitos de berenjena).
 
¡Buen provecho!.
 
 
 

lunes, 6 de abril de 2015

Muslo de pato confitado con salsita de yogur y frutos rojos y flor de hibisco

Cristina y Gustavo, de Pepita & Grano, me tienen loco con las cositas que traen a su tienda. En esta ocasión unas flores de hibisco. La primera vez que las veo "caramelizadas" y por eso, una recetita algo especial, que se la merecen l@s tres...
 
Ya se que he tardado mucho en subirla, pero es que he andado (y ando) muy liado. ¿Me perdonáis?.
 
Espero que os guste porque se hace en un periquete y está super buena.
 
Ingredientes (4 personas):
 
4 muslitos de pollo confitados
300 gr. de frutos rojos (congelados)
50 gr de azúcar
150 cc. de agua
1 yogur cremoso (tipo griego)
2 cebollas grandes
4 rebanadas de pan de molde
4 flores de hibisco caramelizadas
Frutos rojos frescos (frambuesas, arándanos...)
Aceite de oliva
Sal común
 
Preparación:
 
Comenzamos preparando la salsita de frutos rojos, para ellos ponemos en un cazo los 300 gr. de frutos rojos congelados (yo uso unos frutos del bosque de La Sirena que están francamente ricos y muy bien de precio). Añadimos el azúcar, el agua y ponemos a calentar a fuego medio. Una vez que se hayan descongelado dejamos cocer durante quince minutos.
 
 
 
Pasado este tiempo los pasamos al vaso de la batidora y trituramos a máxima potencia.
 
 
A continuación los pasamos por un colador fino para retirar las pepitas. Dejamos enfriar.
 
 
Por otra parte pelamos las cebollas y las cortamos en juliana fina y las pochamos en una sartén con cuatro cucharadas de aceite y una pizca de sal a fuego medio, removiendo de vez en cuando para que no se nos quemen, hasta que estén doraditas.
 
 
A la vez tostamos cuatro rebanadas de pan de molde.
 
 
Mientras que se van confitando las cebollas, sacamos los muslitos confitados de su envase (es casi mejor comprarlos ya confitados por el tiempo que se debe de emplear para cocinarlos, y además no están mal de precio), los ponemos en una cazuela de horno y los introducimos en el horno precalentado a 200ºC hasta que esté dorada la piel (entre cinco y diez minutos).
 
 
Pasado este tiempo sacamos los confits, los deshuesamos y los picamos.
 
 
Justo antes de emplatar, preparamos la salsa de frutos rojos y yogur colocando el yogur en un cuenco, la salsa por encima y envolviendo ligeramente con una cuchara (si la queréis más ligera, podéis añadir algo de leche hasta dejarla al gusto).
 
 
Presentación:
 
Colocamos la tostada de pan y encima la cebolla confitada. Encima (si queremos nos ayudamos de un molde) el confit de pato y salseamos con la crema de yogur y frutos rojos. Coronamos con la flor de hibisco caramelizada y unos frutos rojos fresco alrededor.
 
Muslo de pato confitado con salsita de yogur y frutos rojos y flor de hibisco.
 
Y para el que no tenga tiempo de picar el pato o le guste una presentación más tradicional... pues al plato el confit entero y el resto de ingredientes alrededor.
 
Muslo de pato confitado con salsita de yogur y frutos rojos y flor de hibisco.
 
¡Buen provecho!.
 
 

lunes, 9 de marzo de 2015

Tartar de salmón con jengibre, huevas de arenque y ensalada de acelga roja

No hace mucho han abierto cerca de casa una tienda de productos ecológicos a granel (y alguna cosa más...) y, para los tiempos que corren, está siendo francamente un éxito: siempre hay gente.
 
Y no es de extrañar, porque en PEPITA & GRANO (C/ Santa Engracia nº 77) la calidad es lo primero. Ya se encargan de eso Cristina y Gustavo.
 
 
Todo tipo de legumbres: lentejas (francesa, roja, castellana, caviar...), garbanzos, alubias, arroces..., frutos secos, frutas secas y azucaradas (coco, mango, kiwi, jengibre...).
 
Después de haber probado varios de sus productos, hoy me he animado a hacer una mezcla entre tradicional y dulce a la vez: un tartar de salmón, con jengibre (en lugar de utilizar el clásico wasabi), pero en este caso dulce.
 
El resultado ha sido sorprendente. Os animo a probarlo.
 
Ingredientes (4 personas):
 
500 gr. de salmón fresco (congelado)
1 aguacate mediano
70 gr. de jengibre caramelizado
1 lima
Cebollino
Huevas de arenque
 
Para la ensalada:
100 gr. de acelga roja (solo hojas)
AOVE ecológico Baeturia (variedad carrasqueña)
1 cda. mostaza de Dijon
Sal maldon
 
Para la mahonesa:
4 huevos de codorniz
1 cda. vinagre de arroz
Aceite de oliva
Sal común
 
Preparación:
 
Descongelamos los lomos de salmón. cortamos en dados pequeños. Introducimos en un cuenco y reservamos.
 
 
Cortamos el jengibre caramelizado y daditos lo más pequeños posible (es un poco laborioso, sobre todo porque al estar caramelizado, se pega al cuchillo, pero merece la pena). Reservamos.
 
 
Pelamos un aguacate y cortamos en daditos más pequeños que los del salmón. Introducimos en el cuenco junto con el salmón y añadimos el zumo de media lima.
 
 
Preparamos una mahonesa con cuatro huevos de codorniz, una cucharada de vinagre de arroz, una pizca de sal común y aceite de oliva hasta conseguir una textura que no sea muy densa.
 
 
Añadimos dos cucharadas de mahonesa al cuenco junto con el salmón, el aguacate y el jengibre y envolvemos todo bien. Reservamos en el frigorífico hasta el momento de emplatar.
 
 
Mientras tanto, lavamos las acelgas rojas, separamos las hojas de la penca, reservamos éstas y cortamos las hojas en tiras muy finas.
 
 
Preparamos una emulsión con aceite de oliva virgen extra Baeturia de la variedad carrasqueña, una cucharada de mostaza de Dijon y una pizca de sal. Aliñamos las tiras de acelga roja.
 
Listo para emplatar.
 
Presentación:
 
En un plato llano colocamos en la base del mismo la ensalada de hojas de acelga roja aliñadas y encima el tartar de salmón. Rematamos con una quenelle de huevas de arenque. Un poquito de cebollino recién picado alrededor y unas gotas de AOVE ecológico Baeturia le van de maravilla.
 
Tartar de salmón con jengibre, huevas de arenque y ensalada de acelga roja.
 
Os recomiendo comer de todo a la vez. Ya veréis que contrastes... ¡Ah!, y si os gusta el jengibre, no dudéis en picarlo un poquito más gordito de lo que yo lo he hecho...
 
¡Buen provecho!.