domingo, 10 de junio de 2012

Puntitas de espárragos de Navarra con caviar en espejo de mostaza dulce al eneldo

Ya os lo he dicho en entradas anteriores, no es que sea el presidente del club de fans de los espárragos de Navarra, es que se acaban y hay que aprovechar (aparte de que me encanten). Por eso, otra nueva receta con este manjar efímero...

Espero que os guste.

Ingredientes (4 personas):

12 espárragos blancos frescos (de Navarra, por supuesto)
Sal común
Azúcar
Mostaza americana
Miel
Eneldo
Caviar (huevas de arenque)
Aceite de oliva

Preparación:

Pelamos los espárragos, de la yema al pie, con la ayuda de un pelador (si no tenemos, lo podemos hacer rescando con un cuchillo) hasta que veamos que desaparece la capa exterior dura.


Cuadramos los espárragos y los cortamos a la misma medida (lo cierto es que uno tiene algo de experiencia y casi detecta la parte dura de la carnosa; lo mejor es ir intentando romper el tronco con los dedos y por donde chasca podemos afirmar que es la parte carnosa, luego nos quedaría cuadrar con el cuchillo para que tengan la misma longitud o dejarlos por donde rompieron, de forma natural...).


Ponemos agua en una olla y cuando rompa a hervir echamos una cucharadita de sal y dos de azúcar. Incorporamos los espárragos (sobre como echarlos y como cocerlos hay varias versiones, os ofrezco la mía que es la más común, casera y rápida), tapamos la olla y dejamos cocer...


¡Ah, que no os he dicho cuanto tiempo!. Pues amigos, el tiempo depende de la calidad del espárrago y de su grosor. No hay regla general, pero para este tipo de espárragos y para un calibre de unos dos centímetros, el tiempo puede oscilar en torno a los diez minutos (en este caso, éstos han estado cociendo 12 minutos).


Una vez cocidos, los sacamos con cuidado con una espumadera y los depositamos en un recipiente con agua fría y hielo. De este modo pararemos la cocción y mantendremos su firmeza.


Dejamos escurrir, cortamos las puntas, reservamos el resto para otra preparación y listos para servir.

Mientras tanto preparamos la salsita dulce de mostaza al eneldo mezclando enérgicamente en un bol ocho cucharadas de mostaza americana, dos cucharadas de miel de la Alcarria (pasadas ligeramente por el microondas que para que se pueda emulsionar mejor) y un bouquet de eneldo fresco bien picadito.

NOTA: en IKEA FOOD venden una mostaza así preparada (Säs, senap & dill) que está francamente buena, y si os soy sincero tengo que deciros que es la que utilizado en esta ocasión pues tenía en casa.

Presentación:

En un plato llano colocamos en el centro unas cucharaditas de la salsita de mostaza y extendemos en forma de círculo con la ayuda de la cuchara. Después las puntitas de espárragos y por encima unas huevas de arenque. Decoramos con unas hojitas verdes, si son de eneldo mejor (este no es mi caso...)

Puntitas de espárragos de Navarra con caviar en espejo de mostaza dulce al eneldo.


NOTA: ya veréis que contraste más bueno entre el ligero amargor del espárrago con el dulzor de la  miel combinado con la potencia de la mostaza. El caviar le aporta un toque especial en boca...

9 comentarios:

  1. Un lujazo de plato que tengo que hacer sin falta, además ahora en verano bien frio. ..

    ResponderEliminar
  2. Interesante esta combinación del espárrago con unas huevas de Arenque, por supuesto con caviar dorado, un beluga etc. tiene que ser de éxtasis.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Sólo tú eres capaz de hacer una obra de arte con pocos ingredientes, claro que esos espárragos se lo merecen.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. Que plato mas bueno..:)

    besos!!
    te sigo

    ResponderEliminar
  5. Presidente no, Fundador del club de fans de los espárragos.
    Me daré prisa en comprar algunos y quitarme el gusanillo, que no nos das más que envidia...... pero de la sana eh!!!

    ResponderEliminar
  6. wowwwwwwww que platazo, digno de las mejores revista culinarias.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por vuestros comentarios.
    Me alegra que os haya gustado.
    Ainnoa, bienvenida.

    ResponderEliminar
  8. Deliciosos y la presentación inmejorable. Clara.

    ResponderEliminar