sábado, 19 de mayo de 2012

Morcillas de Burgos preparadas: COJONUDAS

¡Que no se me asuste nadie, por Dios!, que no pretendo escandalizar con el adjetivo...

Lo cierto es que he estado unos días en Burgos (seguro que ahora mismo tenéis en vuestra cabeza las morcillas y la catedral), y de ahí viene esta receta.

Hay dos calles en el centro histórico (y alrededores) que no podéis dejar de chatear (digo patear) si váis por allí. Son las calles de San Lorenzo y de Sombrerería. Amén de algún otro local en el entorno de la plaza de la Libertad.

Infinidad de pinchos: tradicionales, originales, muy elaborados... De todo un poco. Nuevamente la cocina en miniatura se da por estos lares, tierras del Cid. Pues lo dicho, éste lo tome en el local In Vino Veritas, y nos gustó tanto que no he tenido por menos que repetirlo. Bueno, dándole un poco mi aire (pero poco).

Del mismo modo, infinidad de establecimientos que venden productos típicos de la provincia, especialmente morcillas. Y por cierto de muchas localidades. Yo me he decantado por las de Sotopalacios, que me ha agradado mucho su aliño.

Espero que os guste.

Ingredientes (10 tapitas):

1 morcilla de Sotopalacios (unos 250 gr.)
Pimientos del piquillo en tiras (unos 100 gr.)
10 huevos de codorniz
Aceite de oliva
Tomillo limonero fresco

Preparación:

Con la ayuda de un cuchillo retiramos los precintos metálicos de ambos lados de la morcilla y cortamos en rodajas de unos 2 centímetros de grosor (a mi me han salido 10 rodajas de una morcilla). Reservamos.

Ponemos en un cazo aceite a calentar y cuando alcance 150º C vamos haciendo de una en una las rodajas de morcilla, que las cubra el aceite. Dejamos freír entre uno y dos minutos, dependerá del gusto de cada uno (eso si, a medida que se van haciendo, el aceite se calienta más y es necesario menos tiempo de fritura).


Según se van haciendo las disponemos en un plato con papel absorbente. Reservamos.


Por otra parte, ponemos una sartén antiadherente en el fuego (medio) y cuando esté caliente echamos una gota (o dos) de aceite de oliva. Abrimos un huevo de codorniz y lo hacemos a la plancha (a no ser que se tenga maestría y/o una plancha grande, os recomiendo hacerlos de uno en uno). Reservamos.


Y por último, abrimos el tarro de las tiras de pimientos del piquillo en conserva y le damos un golpe de calor en el microondas de unos 30 segundos (o si preferís en sartén). Reservamos.

Ya estamos en disposición de montar.

Presentación:

En un plato llano ponemos las rodajas de morcilla fritas, por encima unas tiras de pimientos del piquillo y finalizamos con el huevo de codorniz a la plancha (con cuidado de que no se nos rompa la yema).


Rematamos con unas hojitas de tomillo limonero fresco.

Cojonudas de Burgos...

Os recomiendo comerlo de un bocado. Tranquilos, que entra, no os vais a ahogar...

Cojonudas (con perdón), ¿verdad?. Pues así es como llaman a este pincho allí.

Observaciones: si poneis cada porción de morcilla sobre una rebanadita de pan tostado, tenéis un pincho igual que los que me pusieron en Burgos.

12 comentarios:

  1. Posti, una receta de las típicas tuyas: sencilla y exquisita. El toque de tomillo limonero fresco, me ha gustado )
    Y sí, se ven "cojonudas" de verdad.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. ¡Muy ricas!, si señora.
    Gracias Maricruz.
    Es casi una copia de las que comí en Burgos (In Vino Veritas) el otro día.
    Tan solo yo he aportado el toque de tomillo limonero.

    ;-)

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno el montaje con la morcilla, como siempre me sigue sorprendiendo maestro, estos montados sobre un torto de borona y una cebolla caramelizada inmejorable.

    Muchas gracias por compartir con todos este espacio en la red.
    un saludo

    ResponderEliminar
  4. Esa morcilla de arroz de Burgos de Sotopalacios, todo un manjar y la tapa maravillosa..

    ResponderEliminar
  5. Unos pinchos típicos que siempre triunfan y más si la morcilla es de Burgos, a mi es la que más me gusta, aunque es obvio que hay muy buenas morcillas por todo el país.
    Que pase buen domingo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Apicius.
      Yo prefiero la de cebolla, me resulta más jugosa, pero me da que después de mi visita a Burgos, este va a ser el principio de una gran amistad...

      Eliminar
  6. Qué delicia!, qué buena presentación, qué todo!!!!
    Manuela (www.lacocinademiinfancia.wordpress.com)

    ResponderEliminar