viernes, 30 de agosto de 2013

Coliflores "revolconas"...

En la Comunidad Autónoma de Castilla y León, y especialmente en las provincias de Ávila y Salamanca, se da un plato típico de bares y restaurantes: las patatas revolconas.
 
Es un plato que se sirve como entrante, aunque también puede encontrarse en infinidad de bares, los domingos, como tapa acompañando a la consumición.
 
Básicamente se trata de patatas cocidas, machacadas y envueltas en pimentón, a las que se acompaña de unos torreznillos bien crujientes; si bien hay infinidad de variantes (dependiendo de la tradición se les añade ajitos, cebolla, pimientos...).
 
Pues como a Sabor en cristal le ha dicho el médico que no coma patatas, que cumpla una dieta "estricta" y resulta que ya se le ha acabado el verano; para que se le haga más llevadero el regreso a las comidas "normales" aquí vas este platillo que sustituye las tradicionales patatas por coliflor.
 
La receta es prácticamente la tradicional. El resultado no es el mismo pero os aseguro que sorprende. ¡Y encima cumple con los requisitos de su dieta!.
 
¡Ánimo Saborcete!, y bienvenido a la rutina gastronómica... Espero que te guste.
 
Ingredientes (4 personas):
 
800 gr. de coliflor
100 gr. de panceta adobada
1 cucharada de pimentón (dulce o picante)
Sal común
Aceite de oliva
 
Preparación:
 
Retiramos las hojas de la base y parte del tronco central de la coliflor y la cortamos por sus ramificaciones, hasta que obtengamos el tamaño deseado. Lavamos en agua abundante y dejamos escurrir.
 
 
Ponemos en una cazuela agua a hervir y cuando rompa añadimos una pizca de sal común. Introducimos la coliflor cortada y lavada. Tapamos y dejamos cocer a fuego bajo durante treinta minutos.
 
 
Pasado este tiempo sacamos la coliflor con la ayuda de una espumadera y dejamos escurrir. Reservamos.
 
 
Mientras que se va cociendo la coliflor, cortamos la panceta en taquitos pequeños y los pasamos por una sartén con aceite caliente abundante, removiendo de vez en cuando para que se hagan bien, queden crujientes, pero no se quemen.
 
 
 
Una vez crujientes los sacamos y reservamos.
 
 
En esa misma sartén, retiramos el exceso de aceite y nos quedamos como con dos cucharadas. Añadimos el pimentón y envolvemos rápidamente para que se fría (ojo que no se nos queme porque amargará en tal caso).
 
 
Añadimos a continuación la coliflor cocida y vamos envolviendo y triturando con la ayuda de un tenedor hasta conseguir una masa homogénea, incluso con trocitos pequeños enteros.
 
 
¡Ya está!. Listo para emplatar.
 
Presentación:
 
La manera tradicional es colocar el "puré" en una cazuelita de barro y por encima unos torreznillos.
 
Coliflores "revolconas"...
 
Aunque también lo podéis servir en una cocotte, cerrada. Y al abrirla en la mesa, veréis los comensales que cara ponen...
 
Coliflores "revolconas"...
 
¡Buen provecho!.
 
 
 

6 comentarios:

  1. Una manera curiosa de hacer la coliflor, tomo nota :D

    Bss
    Con Especias

    ResponderEliminar
  2. tomo nota para cuando tenga coliflores en la huerta QUE Sera muy pronto


    ¡¡besos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué envidia tener huerta!.
      Ya me gustaría a mí, aunque si mandas muestra...
      ;-)
      Saludos.

      Eliminar
  3. Wooooooowwwwww
    Eso... todo revolcón!!!

    ResponderEliminar